Conservar el vino en buen estado una vez abierto es uno de los problemas más comunes de los amantes del vino. En ocasiones abrimos una botella y no la terminamos, o simplemente queremos degustar una copa. Es imposible evitar que el vino se estropee una vez abierto, pero este proceso puede alargarse. Te contamos algunos trucos para conservar el vino por más tiempo.

conservar el vino

Cómo conservar el vino una vez abierto

Cuando descorchamos el vino, el oxígeno entra en la botella y se producen diferentes reacciones químicas que hacen que el vino se devalúe y comience a perder su aroma, calidad y gusto. Esta fase no tiene la misma duración en las diferentes clases de vino. El vino tinto puede aguantar abierto más tiempo, sin embargo, los blancos y los espumosos se estropean antes.

Al final, el vino se convertirá en vinagre. Esto se debe a que las bacterias del ácido acético consumen el alcohol y lo metabolizan en ácido acético y acetaldehído.

Algunos trucos para conservar el vino más tiempo

conservar el vino

Conseguiremos conservar el vino mejor si la botella está en vertical

Una de las primeras cosas que debemos hacer para conservar el vino durante más tiempo es tapar la botella. De esta forma evitamos que el oxigeno entre constantemente en la botella y esté en contacto con el vino. Lo mejor es volver a utilizar el corcho original de la botella. Seguramente no podrás volver a ponerlo. Para que sea más sencillo, te recomendamos cortar un poco el corcho por los lados para hacerlo un poco más estrecho. Cuidado con esto, sólo reducir su tamaño un poco, el corcho tiene que seguir quedando ajustado, sino el oxígeno seguirá entrando.

Si por el contrario, has perdido o tirado a la basura el corcho, en muchos establecimientos venden productos para tapar la botella de vino. Corchos de silicona, bombas para sacar el aire de la botella y evitar que esté en contacto constante con el liquido…etc.

El siguiente paso que debemos seguir es meter la botella de vino en la nevera. Esto hará que el proceso de degradación sea más lento. A menor temperatura, más tiempo podremos conservar el vino una vez abierto. Hay que tener en cuenta que aunque el vino esté en frío, el proceso seguirá.

conservar el vino

La luz es uno de los factores que debemos evitar para conservar el vino

Otros de los enemigos del vino es la luz. Al igual que el calor, la luz provoca que la degradación del vino sea más rápida. Es recomendable guardar la botella de vino abierta en lugares con poca luz. Hay que tener en cuenta que la luz solar es la que mas perjudica a la conservación del vino.

Un truco muy eficaz es ir cambiando el vino a botellas o recipientes de vidrio más pequeño según vaya quedando menos cantidad. Si seguimos conservando una porción de vino pequeña en una botella grande, la cantidad de oxígeno será mayor, lo que no nos interesa. Además, el recipiente en el que vamos a conservar el vino debe colocarse de forma vertical. De esta forma, el aire sólo estará en contacto con una superficie pequeña del vino, y será menos perjudicial.

conservar el vino

Por último, si buscamos una forma más profesional o eficaz de conservar el vino, en las tiendas especializadas encontrarás diferentes utensilios para ellos. Un ejemplo es el tapón «vacuvín», tapón que permite expulsar el aire de dentro de la botella.

Con estos sencillos trucos podrás disfrutar de una copa de vino cuando te apetezca. No tendrás que esperar a una ocasión especial en la que sabes que se acabará. ¡Pruébalos, funcionan!