Si tienes remordimientos por los atracones navideños y te has propuesto hacerte vegano para perder peso, hay varias cosas que debes saber. Puede funcionar, pero también puede ser contraproducente.
Bien sea por salud, por convicciones personales, por respeto a los animales o por cuidar más el planeta, hacerse vegano tiene sus pros y sus contras. Y si tu objetivo es perder peso tras los atracones navideños, ser vegano puede ayudarte, pero también puede ser contraproducente. En teoría, limitar los alimentos que puedes tomar, debería ser una garantía de pérdida de kilos, también porque la comida vegana tiene más fibra y más contenido en agua. “Una dieta basada en verduras, frutas y demás puede ser muy saciante”, asegura el médico y nutricionista Spencer Nadolsky. Incluso hay varias investigaciones que han demostrado que, entre gente que se propuso adelgazar, los vegetarianos y veganos perdieron más peso y más rápidamente que los carnívoros. Pero cuidado, porque también tiene sus inconvenientes…
“Por lo general, a mis pacientes que quieren perder peso no les recomiendo hacerse veganos –dice Willow Jarosh, nutricionista de Nueva York–. Si te haces vegano solo para perder peso y no por otras motivaciones, la frustración puede ser importante y dar al traste con tus planes”. Algunas dietas veganas son bastante restrictivas y hay que estar muy concienciado para que funcionen a la larga.
Son saludables, desde luego, pero necesitan de una buena planificación. No excederse con los hidratos y tener mucho cuidado con los procesados, ya que gran parte de sus alimentos lo son, como las galletas veganas, las hamburguesas vegetales, quesos veganos, leches vegetales con muchos azúcares añadidos, barritas de cereales o algunos tofus, por ejemplo. Y es que recuerda, la comida chatarra vegana sigue siendo comida chatarra.
Así que ya sabes, si quieres hacerte vegano, mejor que sea por convicción y no por perder peso sin más.

Fuente Men Health