El roll fermentor es una herramienta que se utiliza en la elaboración de vinos, más precisamente durante su etapa de fermentación. Descriptivamente es un barril cuya capacidad puede variar entre 500 y 900 litros, que gira en un eje central sobre unos rodillos que, en algunos casos, soportan más de una tonelada.

Este implemento es llamativo desde lo estético hasta lo efectivo en sus resultados, logrando productos finales de altísima calidad.

Algo de historia

Roll Fermentor
Foto: cortesía Pablo Ponce

La invención estuvo a cargo de Mariano Di Paola –director enológico de la argentina Bodega Rutini– en conjunto con Pascal Conte -ex director de Tonnellerie Vernou, Francia-, quienes en 2003 hicieron realidad un sueño en el que venían trabajando desde hacía tiempo.

Los constantes viajes de Mariano Di Paola a las zonas vitivinícolas de Francia hicieron que en uno de ellos conociera personalmente a Pascal Conte, en ese momento director de Tonnellerie Vernou, fábrica de barricas que proveía a Bodega Rutini.

Las charlas y los debates sobre los usos de los diferentes estilos de roble, devinieron en la búsqueda de la innovación encontrando luego de varios bocetos, diseños y pruebas, lo que hoy en día conocemos como roll fermentor.

El objetivo inicial era lograr una herramienta que durante la elaboración del vino pudiese aportar las características de la madera y que además las operaciones técnicas efectuadas no resultaran agresivas para la uva.

Actualmente se siguen fabricando de diferentes tamaños, con distintos complementos pero manteniendo un mismo logro: la excelencia en los resultados.

Cabe destacar que Bodega Rutini, ubicada en Tunuyán, Mendoza, cuenta con la mayor cantidad de roll fermentor en el mundo. También es importante saber que la licencia de fabricación a nivel mundial está en manos de Arpex Argentina.

Las ventajas

Al ser utilizado durante la fermentación se obtienen beneficios como:

  • Una mejor integración de roble al mosto.
  • Progresiva ruptura de granos.
  • Extracción de color y taninos de manera más suave.
  • Optimización de tiempo en las tareas ya que cada giro que se hace (lleva solo un par de segundos) reemplaza a remontajes o delestages realizados en tanques de acero inoxidable.
  • Elegancia y equilibrio en vinos terminados.