Muchos emprendedores con ideas excepcionales, deciden tomar la opción de montar su primer negocio con sus ahorros o con un préstamo bancario.
Y realizar el sueño de ser su propio jefe, tener más tiempo personal y familiar., hasta este punto todo parece muy fácil y prometedor.
Pero como este articulo trata de como vamos a quebrar ese negocio en menos de un año aquí vamos con las cosas básicas a tomar en cuenta.
1) No tener idea del concepto de negocio que quiere, vamos a poner como ejemplo, que usted decide montar una librería, y en el camino decide vender sándwich, luego café, torta, y mas adelante decide que su abuela cocina muy rico y pone almuerzos, entre libros, papel, bolígrafos y tinta de impresora vendemos almuerzo al lado de la fotocopiadora. Si usted ha pensado en algo así, ya sabe dio el primer paso para quebrar en menos de un año.
2) Cuando usted monta un negocio debe tener el capital necesario para montarlo, con todo el personal, accesorios, decoración, permisos y mercadeo, pero sobre todo debe tener capital para adaptarse a los cambios tanto si las ventas son un éxito o si resultan un poco lento, si usted no cuenta con capital, estudios y personal preparado, no podrá adaptarse a esos cambios y quedará mal con sus consumidores o con sus empleados.
3) La contratación del personal es un tema primordial, si desde la selección se equivoca, los problemas vendrán de manera segura, si usted contrato a una persona que limpie, venda, facture y administre para ahorrarse varios empleados, pero jamás le pregunto si sabía usar Windows o si sabe, aunque sea poco de administración, ya su negocio quebró de manera segura, zapatero a su zapato.
4) Usted contrato un personal para funciones especificas y en un horario legalmente aprobado, que usted les pague un sueldo, no quiere decir que es su dueño, y si aparte no paga horas extras ni feriados, ni dominicales, está fuera de la legalidad y de una demanda en el ministerio del trabajo y de un personal desmotivado por el abuso. Que sin duda provocara una rotación constante de personal, un gasto en entrenamiento y perdida por falta de experiencia.
5) Maltrato laboral, un problema que aqueja una gran cantidad de negocio, es muy fácil reconocerlos, cambian constantemente de personal, los empleados mantienen la mirada baja, cuando llegan los dueños todo es silencio, se siente la tensión, empleados llorando y con cara de tristeza, repiten una y otra vez la misma actividad solamente para que el dueño los vea sin parar ni descansar. Van a trabajar, aunque estén muy mal de salud, o con algún problema personal grave. Los dueños de estos tipos de local, no les importa los empleados, no permiten el desarrollo profesional de su personal, no tienen cursos de mejoramiento laboral y no tienen beneficios legalmente como salud y pensión.
6) Repetir constantemente, yo soy el dueño, me deben respetar, la manera de ganarse el respeto es a gritos y humillación, jamás con el respeto, el trabajo en equipo y con motivación.
7) Este tipo de cosas pasan todos los días y son el motivo de porque muchos negocios abren y cierran al poco tiempo, Prepárese, busque profesionales, asesores y un personal que se adapten al puesto y sea correcto:
Educado, trabajo en equipo, sueldos justos, dependiendo del puesto y mucho respeto aunque tengan diferencias.
Suerte con su negocio y recuerde nadie lo sabe todo y trabaja en equipo.