El minimalismo podrá ser un sello distintivo de la cultura de la productividad, pero pocos de nosotros tenemos la opción de trabajar en un espacio vacío. Si vas a tener cosas en tu escritorio, asegúrate de que te ayuden a aumentar tu rendimiento. Comienza con lo siguiente:

1. Papeleo

Los apiladores vencen a los archivadores, que colocan la información fuera de la vista y de la mente antes de procesarla, dice Tim Harford, autor de Messy: The Power of Disorder to Transform Our Lives. Las pilas también tienden a auto-organizarse: lo que más usas terminará más a la mano. Guarda los papeles del fondo en un cajón.

2. Notable diferencia

Un exceso de “cosas” podría reducir tu atención, pero que esté vacío la desactiva. Eric Abrahamson, coautor de Perfect Mess, dice que al colocar elementos sin sentido uno al lado del otro, una planta, una pelota antiestrés y una taza de café, ayudas a tu cerebro a formar nuevas asociaciones.

3. Objetos personales

Un estudio realizado por la Universidad de Essex informa que los empleados que pueden decorar sus escritorios con fotos son, en promedio, un 17% más productivos que sus compañeros. El incremento en confort que brindan promueve la felicidad, la motivación y, eventualmente, a ti.

4. Post-it

Reducir tu lista de tareas a un tamaño más realista, como un Post-it, puede ayudarte a agrupar ideas o tareas relacionadas. Además, un estudio de Harvard Business Review afirma que las personas consideran que un Post-it es más persuasivo que los correos electrónicos. Además, a diferencia de las aplicaciones de notas, evitarás que te tu teléfono te atrape.

El dato: 52 minutos

Los empleados que exhiben un mejor rendimiento trabajan en intervalos de 52 minutos, seguidos de un período de descanso. Planea tus descansos como corresponde.