Las fiestas navideñas son para reunirte con todas aquellas personas queridas que forman parte de tu vida, y como un evento de tal magnitud requiere de un gran banquete, es probable que estés preocupado por no tirar a la basura todo tu esfuerzo del año en unos cuantos días.

Existen ciertos estudios que demuestran que hay una mayor ganancia de peso en una época que oscila desde los primeros días de diciembre (5 o 6) hasta el 15 de enero aproximadamente.

Le preguntamos al Dr. Erick Castelán, médico bariatra y gastrocirujano, cuáles son los platillos que debemos consumir con más cuidado:

Básicamente los carbohidratos, nos referimos a los postres y prácticamente a las cosas que sean dulces, ya que son mucho más comunes en esta temporada.

También ten cuidado con las cantidades que tomas de ponche. Lo ideal es una porción adecuada que equivale aproximadamente 125 a 200 mililitros por evento, así puedes obtener los beneficios de esta bebida tradicional, que son las vitaminas del grupo C.

Los tamales y las pastas son otro apartado que debes consumir con mucha moderación, porque son una gran fuente de carbohidratos, aún más si los comes con proteínas de origen animal, como pollo, pescado o carne de res o de cerdo, mezcladas con muchos condimentos o grasas.

ARMA TU ESTRATEGIA

Si como muchas personas, tú esperas la temporada decembrina con emoción por toda la comida típica, el Dr. Castelán nos aconseja consumir una porción un poco más cercana a lo que es recomendable, es decir, que la porción que te sirvas en una cena o una reunión donde existe un tipo buffet no exceda 3⁄4 partes de tu mano, sin repetir nuevamente la porción y que no sean más de 3 platillos.

Y como sabemos que será inevitable perderte del brindis con todos, el consejo en cuanto a bebidas con alcohol es que intentes disminuir en la medida de lo posible el consumo de la cerveza, ya que es una de las que posee más calorías.

Dentro de los tipos de alcohol que puedes beber durante la temporada navideña están el vino, whisky, vodka, brandy, ginebra o sidra hasta 1 o 2 copas por sesión o evento, esto es dentro de lo recomendable.

Toma al menos un litro y medio de agua natural al día y no dejes de realizar tu rutina de ejercicio. Si llevas a cabo estas recomendaciones durante la temporada decembrina, no tendrás un impacto negativo en la ganancia de peso.