La medida de las autoridades locales empatará con la cuarentena ordenada por el Gobierno. A la ciudad solo podrán volver personas por casos de fuerza mayor, informó Claudia López.

Después de una reunión conjunta entre la alcaldesa Claudia López y el presidente Iván Duque se anunció que la medida de aislamiento en Bogotá se extenderá 24 horas, es decir hasta el martes 24 de marzo. La acción empatará con la medida del Gobierno nacional de cuarentena obligatoria.

“Hemos tomado la decisión de extender los simulacros de aislamiento del lunes a la media noche al martes a las 11:59 p.m”, explicó la alcaldesa.

“Es en este momento que podemos evitar un contagio masivo”, advirtió López sobre esta medida en la que también están incluidos los departamento de Cundinamarca, Meta y Boyacá.

La mandataria manifestó que ya había expresado que las personas no se podían ir de viaje y que por eso solo quienes tengan un caso excepcional podrán regresar a la capital.

La alcaldesa también explicó que quienes se hayan ido de viaje por este puente festivo no podrán ingresar de vuelta a la ciudad, a menos de que se trate de un “estricto caso de fuerza mayor” que será verificado por las autoridades correspondientes.

“Tengo gratitud con los colombianos y bogotanos, el 98% nos quedamos en casa, entendimos que esto es por nuestro bien”, dijo respecto al tema.

La alcaldesa también expresó su optimismo ante la situación nunca vista y su mensaje a los ciudadanos fue “vamos a estar bien”.

“Todos vamos a tener un techo, todos vamos a tener alimento, todas las familias van a estar en sus casas y comer tranquilas”, agregó.

La medida tomada por los gobernantes es entendible teniendo en cuenta que el martes 24 se podría prestar para que las personas salieran creyendo que era un día normal y de esta manera podría crecer el brote.

En la tarde, la alcaldesa de Bogotá había realizado el primer reporte del segundo día del Simulacro Vital en Bogotá desde el Puesto de Mando Unificado (PMU). 

Durante su intervención, López repasó los temores que presentan los capitalinos e hizo énfasis en que la mayor preocupación de habitantes del sur de Bogotá es lo económico “especialmente a la gente de ingresos bajos, estratos 1 y 2”, dijo.

Otra de las principales preocupaciones es el pago de los servicios públicos. Al respecto, reveló que están agrupando una serie de medidas en las que la alcaldía no tiene todas las facultades sino que tienen que ser coordinadas con las facultades del Gobierno nacional. “Estamos armando una lista de solicitudes que le enviaremos hoy al final del día al Gobierno sobre qué necesitamos para poderle ahorrar el pago de servicios públicos a todas las personas en Bogotá y seguramente en Colombia durante el periodo que no vamos a poder salir a trabajar porque no vamos a generar ingresos” reveló.

En esta materia, anunció que entre el viernes 20 de marzo y el 20 de abril, la Alcaldía Mayor de Bogotá va a suspender el pago de servicios públicos. “Si no van a generar ingresos no vamos a poder cobrarles servicios públicos”, dijo.

Horas después de este anuncio, la alcaldesa hizo una aclaración sobre el no cobro de servicios públicos y aclaró que la medida dependerá de la desición del Gobierno Nacional.

Sin embargo, en la rueda de prensa conjunta no se habló de ninguna decisión sobre el tema.