La Asociación de Bares de Colombia (Asobares) culminó unas reuniones virtuales con el Ministerio de Comercio para implementar un protocolo de bioseguridad el cual será puesto en marcha cuando se decida abrir nuevamente al público los restaurantes. 

Entre las medidas propuestas para bares y discotecas se contempla eliminar los menús físicos y no recibir dinero en efectivo. También, un distanciamiento de dos metros entre las mesas que son usadas por los comensales.

Asobares, junto con el Ministerio de Comercio, adelantaron un documento para la implementación de un protocolo de sanidad y desinfección a la hora de reactivar este sector.

Así, se permitirá la estadía de los usuarios durante máximo dos horas y se reemplazará el menú físico por uno virtual.

De igual manera, se propone eliminar el pago con dinero en efectivo y se usarán mecanismos electrónicos para pagar la factura, con lo cual los protocolos de desinfección se elevan.

Las categorías de apertura que se han identificado son cuatro: restaurantes de barrio, bares-restaurantes, bares y discotecas.

De acuerdo con Asobares, estas propuestas las está evaluando el Ministerio de Salud para poder reabrir el sector, el cual fue el primero en cerrar sus puertas cuando apareció el covid-19 en el país.

Asobares, en trabajo articulado con el Ministerio de Comercio, presentó el protocolo en medidas de bioseguridad adaptadas para gastrobares, bares, discotecas y espacios de música en vivo.

Según la asociación, los objetivos de esta iniciativa consisten en proteger la salud de los clientes y equipos de trabajo, pero también en recobrar la confianza del consumidor.

A través de un comunicado presentaron las siguientes propuestas:

  • La distancia entre mesas será de 2 metros según los lineamientos del MinSalud.
  • Se señalizarán debidamente las posiciones de trabajo y las rutas de circulación de los usuarios.
  • Las únicas zonas de preparación y alistamiento de pedidos serán cocina y barra.
  • Se tendrá un control de acceso en la entrada al establecimiento con anfitrión, medición de temperatura, gel antibacterial, tapabocas y orientaciones generales para
    la estadía.
  • Semanalmente se realizarán nebulizaciones en las instalaciones para desinfectar e higienizar su ambiente.
  • No se tendrán menús ni cartas impresas. Se habilitará la oferta de productos por código QR, televisores, redes sociales, apps o en una cartelera visible para todos. Se realizarán limpiezas profundas de las zonas del establecimiento cada 3 horas. Para discotecas de gran aforo, se sugirieron el uso de cámaras térmicas y tapetes de desinfección.
  • Proponen repensar las restricciones horarias para no concentrar los usuarios a una misma hora de salida minimizando posibles riesgos de contagio por aglomeración en el espacio público.

Por otra parte, también tienen una propuesta denominada ‘Plan de Apertura Gradual’ en la que aspiran una reactivación escalonada de las cuatro categorías de la industria gastronómica y del entretenimiento, la cual funcionaría así:

  1. Restaurantes, 2. Bar-Restaurante, 3. Bar y 4. Discotecas para cuando las autoridades sanitarias lo indiquen y el Gobierno Nacional autorice.