La alcaldesa de Bogotá Claudia López anunció  sobre los últimos cambios que tendrá  la nueva normalidad que se lleva a cabo en Bogotá desde que se inició la apertura económica de varios sectores de la economía tras la baja en las cifras de ocupación de UCI, contagiados y muertes en Bogotá a causa del covid-19. 

El comercio al por menor podrá funcionar de ahora en adelante los siete días de la semana, sin embargo,  entrarán a laborar después de las 10 de la mañana. Las labores  de bienes y servicios esenciales no tendrán restricción horaria.

El sector de la manufactura podrá funcionar desde  las 10 de la mañana  hasta las 5 de la mañana del día siguiente  y la construcción en zonas no residenciales después de las 10 de la mañana sin restricciones.

Las grandes superficies deberán controlar sus aforos y cumplir con todas las normas de bioseguridad, lo mismo regirá para cualquier tipo de establecimiento. Se deben evitar a toda costa las aglomeraciones.

Desde el auditorio Huitaca se anunció que se pondrá fin a la medida del pico y cédula  desde mañana después de las 10 de la mañana y que los negocios de juegos de azar, las iglesias, cines, billares  y gimnasios  podrán reactivar sus actividades siempre y cuando acaten todas las medidas de bioseguridad.

Los restaurantes deberán vigilar de manera rigurosa su aforo. Bogotá a Cielo Abierto se mantiene con toda su normatividad.

Los establecimientos educativos podrán funcionar en el horario solicitado los siete días a la semana según el permiso expedido por la Secretaría de Educación (SED) y de igual forma, controlando el aforo de estudiantes.  Hasta ahora solo se han registrado 136 instituciones para reactivación presencial segura.

Se mantiene la restricción de la venta de bebidas alcohólicas entre las 9 de la noche y las 10 de la mañana, excepto en los restaurantes y gastrobares.