Lavarse las manos, mantener limpias las herramientas de trabajo que compartimos con nuestros compañeros ­–mucho ojo al teclado del ordenador–… Son muchos los consejos que desde los organismos sanitarios nos están dando para prevenir el coronavirus. Pero muchos todavía no hemos caído en que superficies como el metal, vidrio o plástico también pueden portar el COVID-19 durante varios días.

En concreto 9, tal y como afirman investigadores alemanes de la Ruhr University Bochum en el Journal of Hospital Infection tras evaluar datos de 22 estudios. “Aunque no se conoce la carga viral de los coronavirus en las superficies inanimadas durante una situación de brote, parece plausible reducir la carga viral en las superficies mediante la desinfección especialmente de las tocadas con frecuencia”, explican. Y claro, si hablamos de superficie metálica, vidrio y plástico que tocamos con asiduidad, el teléfono aparece como el primero de la lista.

Añaden que no es necesario estornudar sobre un teléfono para transmitir enfermedades, simplemente se propaga a través del contacto de un manillar de la puerta, por ejemplo. Luego en casa tocas tu teléfono nuevamente, tocas una mesa o un ratón, y así es como se continúa propagando.

Para desinfectarlo, recomienda usar toallita con alcohol o un paño de microfibra, y aplicarles una solución que contenga hipoclorito de sodio al 0.1% o etanol del 62 al 71%. También podemos usar alcohol isopropílico de más del 70%, y hacerlo cada vez que vayamos a salir a la calle o vayamos a estar en contacto con más gente.